Irene y Javier se dieron el “sí, quiero” en Astorga, en la Iglesia Parroquial de Santa Marta, misma iglesia en la que se casaron los abuelos maternos de la novia.

El vestido, un diseño personalizado a medida de David Christian en muselina de seda con drapeado, talle a la cintura con broche joya de piedras antiguas bordado a mano y enagua de gazar de seda con plisados y cinta de guipur.

El ramo de peonías del mismo color que los zapatos realizados a medida por Franjul, de ante rosa pálido.

Del maquillaje y peluquería de la novia se encargó Suárez Luna. Irene escogió una media luna de plata vintage regalo de su tía para hacerse un recogido con ondas muy suaves.

Después del baile de novios al ritmo de “New York, New York”disfrutaron junto con todos los invitados los éxitos de los años 80 y 90 versionados por el grupo “Los Micrófilos” hasta el amanecer.

 

Fotografía: www.masjuntos.com http://www.masjuntos.com/fotografia-de-boda-irene-y-javier-astorga-leon/

  Irene y Javier se dieron el “sí, quiero” en Astorga, en la Iglesia Parroquial de Santa Marta, misma iglesia en la que se casaron los abuelos maternos de la novia.

El vestido, un diseño personalizado a medida de David Christian en muselina de seda con drapeado, talle a la cintura con broche joya de piedras antiguas bordado a mano y enagua de gazar de seda con plisados y cinta de guipur.

El ramo de peonías del mismo color que los zapatos realizados a medida por Franjul, de ante rosa pálido.

Del maquillaje y peluquería de la novia se encargó Suárez Luna. Irene escogió una media luna de plata vintage regalo de su tía para hacerse un recogido con ondas muy suaves.

Después del baile de novios al ritmo de “New York, New York”disfrutaron junto con todos los invitados los éxitos de los años 80 y 90 versionados por el grupo “Los Micrófilos” hasta el amanecer.